Stéphane Mallarmé

Don del poema – Stéphane Mallarmé

Aquí te traigo el niño de una noche idumea.
Negra y sangrienta el ala, quemada por la tea
Que en un vaso de aromas y de oros ardía,
Por los vidrios helados, hay, tristes todavía,
Sobre el candil angélico la aurora se arrojó,
¡Palmas! y cuando ella su reliquia mostró
A ese padre que intenta sonreír con enfado,
La soledad azul y estéril ha temblado.
Oh la canción de cuna, con tu hija y la inocencia
De los pies fríos, toma una horrible presencia
Y tu voz que recuerda a viola y clavecín,
¿Apretarás el seno con el dedo marchito
Por donde la blancura va en sibilino rito
Hacia labios sedientos en el azur sin fin?

  Click para agregarme en FB si te interesa la poesía y la cultura