Oscar Milosz

Y sobre todo que Mañana no sepa dónde estoy… – OSCAR MILOSZ

Y sobre todo que Mañana no sepa dónde estoy…

Y sobre todo que Mañana no sepa dónde estoy—
Los bosques, oh los bosques llenos de ballas negras—
Tu voz es un sonido de luna en el aljibe
Donde el eco de junio ha venido a beber.

Y que nadie pronuncie allá mi nombre en sueños,
Los tiempos, oh los tiempos sin error se han cumplido—.
Como un árbol que, joven, sufre la savia nueva
Es tu blancura en una veste sin uso.

Y que las zarzas se cierren tras de nosotros,
Porque yo temo, temo regresar.
Las grandes flores blancas te rozan las rodillas
Y la sombra, oh la sombra, pálida está de amor.

Y no digas al agua del bosque quién soy yo;
El nombre mío, oh el nombre mío, ha muerto.
Tus ojos tienen el color de las jóvenes lluvias,
De las jóvenes lluvias en el lago dormido.

Nada cuentes al viento del viejo cementerio.
Bien pudiera ordenarme que lo siga.
Y tus cabellos huelen a estío, a tierra, a luna.
Es preciso vivir, vivir, sólo vivir…

Click para leer más poemas de Oscar Milosz

  Click para agregarme en FB si te interesa la poesía y la cultura