André Bretón

La casa de Yves

La casa de Yves

La casa de Yves Tanguy
Donde no se entra sino de noche

Con la lámpara tempestad

Afuera el país transparente
Un adivino en su elemento

Con la lámpara tempestad
Con el aserradero tan laborioso que no se le ve más

Y el lienzo de Jouy del cielo
Cazad vosotros lo sobrenatural

Con la lámpara tempestad
Con el aserradero tan laborioso que no se le ve más
Con todas las estrellas de santo cielo

Ella es de lazos, de jambas
Color cangrejo en guiso

Con la lámpara tempestad
Con el aserradero tan laborioso que no se le ve más
Con todas las estrellas de santo cielo
Con los tranvías reducidos en todo sentido por sus únicas antenas

El espacio atado, el tiempo reducido
Ariadna en su recámara-estuche

Con la lámpara tempestad
Con el aserradero tan laborioso que no se le ve más
Con todas las estrellas de santo cielo
Con los tranvías reducidos en todo sentido por sus únicas antenas
Con la melena sin fin del argonauta

El servicio es cumplido por esfinges
Que se vendan los ojos con corpiños

Con la lámpara tempestad
Con el aserradero tan laborioso que no se le ve más
Con todas las estrellas de santo cielo
Con los tranvías reducidos en todo sentido por sus únicas antenas
Con la melena sin fin del argonauta
Con el fulgurante mobiliario del desierto

Allí se hiere allí uno se cura
Allí se conspira al descubierto

Con la lámpara tempestad
Con el aserradero tan laborioso que no se le ve más
Con todas las estrellas de santo cielo
Con los tranvías reducidos en todo sentido por sus únicas antenas
Con la melena sin fin del argonauta
Con el fulgurante mobiliario del desierto
Con las señales que intercambian de lejos los amantes

Es la casa de Yves Tanguy

André Bretón

  Click para agregarme en FB si te interesa la poesía y la cultura